Inversión térmica

En condiciones normales, el aire atmosférico se dispone en capas de acuerdo a su densidad (su presión atmosférica) quedando el aire más denso, con mayor peso, al nivel del suelo, mientras que el aire menos denso (de menor presión atmosférica) se dispone a mayor altura. Así, la relación entre presión y altura es sumamente estrecha, hasta el punto de que los altímetros se idearon como un simple barómetro aneroide en el que se tiene en cuenta la disminución de la presión para medir la altitud. Sin embargo, esa disposición se modifica continuamente ya que el aire se calienta y se hace menos denso
Ver en Wikipedia.org

Distribución 65

Ex√°menes en los que aparece